Se llama macrofotografía al tipo de imagen fotográfica en donde el sujeto fotografiado es igual o más pequeño que el tamaño de la película o el sensor electrónico que captura la imagen.

Son ideales para realizar fotografías de objetos muy pequeños, o cuando son necesarios detalles muy puntuales de objetos de mayor tamaño. Tienen un uso muy acentuado dentro de la investigación biológica, debido a que con ellos es posible la documentación y estudio de características de diversas especies, tanto animales como vegetales. Además de ello, también son valorados en la fotografía de artículos de reducido tamaño como joyas, monedas, estampillas, entre otros objetos.